La divina misericordia

Una nueva forma de totalitarismo se esconde insidiosamente bajo la apariencia de democracia, “el antievangelio” o la idea de que hay que vivir como si Dios no existiera.

Santa Faustina Kowalska anunció: «Que la única verdad capaz de contrarrestar las ideologías del mal era que Dios es misericordia, era la verdad de Cristo misericordioso». ¡Cuánta necesidad de la misericordia de Dios tiene el mundo de Hoy!

«Cristo no triunfa por medio de la espada, sino por medio de la cruz. Vence superando el odio. Vence mediante la fuerza más grande de su amor. La cruz es el signo de la victoria de Dios, que anuncia el camino nuevo de Jesús. El sufriente ha sido más fuerte que los poderosos» (Benedicto XVI)

Juan Pablo II introdujo en el calendario de la Iglesia la fiesta dedicada a la Divina Misericordia. Cuando en el 2002 en Cracovia consagró el santuario de la Divina Misericordia dijo: «Con los ojos del alma deseamos contemplar los ojos de Jesús misericordioso, para descubrir en la profundidad de esta mirada el reflejo de su vida, así como la luz de la gracia que hemos recibido ya tantas veces, y que Dios nos reserva para todos los días y para el último día».

El segundo domingo de Pascua o de la Divina Misericordia lo celebramos con un texto del evangelio de San Juan  (20, 19-31) muy hermoso donde resaltamos “Estaban con las puertas cerradas”, “Entró Jesús y se puso en medio”, “No tengáis miedo; os doy la paz”. La lección de Jesús es que tiene paciencia con Tomás, le da las pruebas que quería; y que espera que, ante las evidencias, llegue a proclamar, con un espíritu de fe y de amor, que Jesucristo es el Señor.

Después de comprobar hasta dónde llega el corazón misericordioso de Dios, al igual que Tomás, llenos de fe  exclamemos ¡Señor mío y Dios mío!, a la vez que abrimos las puertas de nuestra morada para verlo y tocarlo en el sacramento de la Eucaristía y de la Reconciliación, en la caridad hacia el hermano… En este tiempo pascual profundicemos en el valor del encuentro con el Resucitado para seguirlo. San Agustín nos dice: «Cristo se ha hecho para nosotros camino, y ¿podremos así perder la esperanza de llegar?. Este camino no puede tener fin, no se puede cortar, no lo pueden corroer la lluvia ni los diluvios, ni puede ser asaltado por los ladrones. Camina seguro en Cristo, camina; no tropieces, no caigas, no mires atrás, no te detengas en el camino, no te apartes de él. Con tal que cuides esto, habrás llegado».

Esta entrada ha sido publicada en Reflexiones y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a La divina misericordia

  1. TERESA dijo:

    POR FAVOR,LE RUEGO OREN MUCHO Y PONGANOS EN OTRAS COMUNIDADES QUE NOS
    AYUDEN POR CARMELO, que esta muy enfermo,no tiene paz ni de dia ni de
    noche,no puede comer ni dormir,esta palido y no puede salir de casa ni
    trabajar,el negocio anda mal,tiene roturas y necesita refaccion y
    dinero para eso.PARA QUE DIOS LO LIBERE DE TODO MAL Y ESTA ENFERMEDAD
    DE ATAQUES DE PANICO,PERDIDAS DE SANGRE CUANDO VA AL BAÑO, Y OPRESION
    ESPIRITUAL,POR MAMA DELIA QUE ESTA CON PROBLEMAS CARDIACOS Y DE HUESOS
    FEO Y POR MI TERESA,CON QUISTE DE OVARIO Y PROBLEMA DE HERNIA DE
    COLUMNA Y ESTOMAGO,PARA QUE DIOS LO SANE Y NOS ABRA LOS CAMINOS Y
    PODAMOS CONSEGUIR AYUDA PARA VENDER EL NEGOCIO Y UN COMPRADOR,SALIR DE
    DEUDAS Y TENER PAZ PARA SALIR A TRABAJAR Y SALIR ADELANTE,EN ESPECIAL
    CARMELO,ESTA MUY MAL,Y ES EL Y NOSOTRAS MUY PERSEGUIDO,ATACADO
    SATANICAMENTE Y ACOSADO POR VECINOS UBANDAS,CARMELO DE LA ENFERMEDAD Y
    OPRESION SATANICA QUE TIENE HACE AÑOS,SIN DORMIR,SIN PAZ LAS 24 HS,A
    TAL PUNTO QUE YA PERDIO PESO,ESTA PALIDO,CARMELO ESTA HABLANDO DE
    MORIRSE,POR FAVOR,AYUDA EN ORACION URGENTE,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.